Las impresionantes ruinas mayas descubiertas en las selvas peteneras

Por la importancia de este hallazgo se publico completo el informe dado en la Universidad Francisco Marroquín.

Un estudio LiDAR (acrónimo en inglés, Light Detection and Ranging) a gran escala, sobre una extensa área contigua al centro y sur de las Tierras Bajas Mayas, ha revelado un número asombroso de grandes y antiguas ciudades mayas en el área conocida como la Cuenca Kárstica Mirador-Calakmul (CKMC o MCKB) del norte de Guatemala y sur de Campeche, México.

El estudio fue publicado recientemente en la prestigiosa revista Ancient Mesoamerica, revisada por pares, de la Cambridge University Press, Inglaterra. La exploración e investigación LiDAR de la Cuenca Mirador pionera en el norte de Guatemala dio inicio en 2015 y reveló más de 775 asentamientos antiguos dentro de la cuenca kárstica, con un área de aproximadamente 6,475 km2 de bosque tropical prístino que cubre la parte central del norte de Guatemala y sur de Campeche, México.

Se identificaron 189 sitios adicionales en la cima de las colinas kársticas que rodean la cuenca, siendo en total 964 antiguos asentamientos mayas en el área del último bosque tropical prístino que queda en Guatemala. La mayoría de los sitios datan de los períodos Preclásico Medio y Tardío desde alrededor del año 1000 a. C., hasta poco después de la época de Cristo.

Se determinó que algunos de los asentamientos eran parte de un solo estado político, debido a las grandes calzadas intrasitio (internas, específicas del sitio), reservorios compartidos, presas, diques y otras infraestructuras compartidas que vinculaban a los grupos cívicos y residenciales formando un único complejo singular de ciudad antigua.

Este análisis resultó de un total de 417 ciudades, pueblos y aldeas que datan de siglos antes de las grandes ciudades Mayas del período Clásico, que son más comunes en México, Guatemala, Belice, Honduras y El Salvador. Un relevante sistema de calzadas intersitio (externas, regionales), construidas siglos antes de la época de Cristo, unía muchas de las ciudades antiguas más grandes en una compleja red de caminos elevados que abarcaba 177 km de caminos preclásicos, conocidos como sacbeob, o “caminos blancos”, que miden 40 metros de ancho y de 2 a 5 metros de alto, formando lo que los investigadores han denominado como el “primer sistema de autopistas” o “supercarretaras”  del mundo.

El estudio fue apoyado por National Geographic Society en conjunto con la Fundación para la Investigación Antropológica (FARES), FARES-Guatemala, Pettit Foundation, Global Conservation, Wolf Creek Charitable Foundation, Mammel Foundation, Mirador Conservation Fund, JP’s Love, Peace y Happiness Foundation, y el Proyecto Cuenca Mirador y numerosos donantes privados fue un intento de determinar la distribución de los asentamientos y la complejidad de las primeras ciudades que se sabía que existieron en el área.

Esto cambia las reglas del juego”, dijo el director del proyecto y autor principal, Dr. Richard Hansen de la Universidad Estatal de Idaho y presidente de la Fundación FARES, “porque demuestra la complejidad económica, política y social que estaba ocurriendo simultáneamente en toda el área de la Cuenca Mirador, en un período de tiempo muy temprano, siglos antes de la época de Cristo, y corrobora lo que otros investigadores han estado encontrando recientemente en sitios individuales a lo largo del área maya.”  

Hansen y su gran equipo de académicos guatemaltecos han estado trabajando en el área de la Cuenca Mirador durante más de 40 años, realizando excavaciones, mapas y proyectos de exploración en 56 ciudades antiguas en toda la cuenca. “Pudimos ver, que un área tan grande completamente boscosa en una densa jungla tropical, representaría un gran desafío para el mapeo, incluso con nuestra tecnología sofisticada”, dijo el Dr. Carlos Morales, un investigador de la Universidad de Texas en Austin y uno de los expertos LiDAR del equipo.

Es por eso que decidimos invertir en la costosa tecnología LiDAR de alta resolución con un sofisticado sistema láser que permitió detalles extraordinarios de esta área remota, accesible mediante una caminata de 2 a 3 días desde la carretera más cercana o en helicóptero.”  “La tecnología LiDAR tiene un verdadero impacto al proveer un mapa detallado y preciso del suelo que revela aspectos que no serían visibles debido a la cobertura del bosque o restos arqueológicos que solo dejan evidencias leves en la superficie” indicó.

La tecnología LiDAR fue utilizada por primera vez en la arqueología Maya por los Doctores Arlen y Diane Chase en la antigua ciudad de Caracol en Belice. De manera inmediata, fue utilizada por primera vez a gran escala en Guatemala por la Fundación FARES, National Geographic y la Mirador Conservation Fund  a partir de 2015. Otros estudios posteriores han llevado a cabo levantamientos LiDAR en áreas de sitios individuales, pero el LiDAR de la Cuenca Mirador permitió un análisis detallado y evaluación de alta-resolución en una extensa área contigua.

Decisiones futuras de planeamiento estarán hechas usando estos datos tan precisos y tan indisputables que demuestran el valor profundo cultural y natural de esta región,” dijo Josephine Thompson, planificadora del equipo y experta en LiDAR.  “Ahora es tiempo para la comunidad global de reconocer esta cuna de la civilización Maya Preclásica,” agregó. 

Al usar la tecnología LiDAR, los investigadores del proyecto Cuenca Mirador realizaron un reconocimiento aéreo utilizando láser que fue orientados al suelo y la luz reflejada fue utilizada en crear modelos diferentes del terreno. Con la ayuda de un avión donde se montó con esta tecnología, los expertos fueron capaces de generar diferentes modelos revelando que los Mayas Preclásicos no solo transformaron el terreno, sino también tuvieron la capacidad de construir complejos ceremoniales masivos con infraestructura sofisticada hidráulica y agrícola.  Millones de pulsos de láser infrarrojo fueron tirados cada segundo hacia el terreno para revelar las ciudades antiguas debajo de la densa vegetación tropical.  Una de estas que fue documentada en detalle fue la ciudad antigua de Balamnal, uno de los centros más importantes durante el Preclásico.  Esta ciudad, construida varios siglos antes de Cristo, fue revelada en su totalidad en este estudio.

 Según el Dr. Ross Ensley, el geólogo del equipo, “la Cuenca Kárstica Mirador-Calakmul fue una ‘Zona de habitabilidad’ para los mayas del Preclásico con la combinación adecuada de elevaciones kársticas para asentamientos fuera de los pantanos, piedra para construir y zonas bajas pantanosas con ricos suelos orgánicos para la agricultura.” Los datos LiDAR revelan en detalle el paisaje kárstico que proporcionó la base geológica de la civilización Maya.

Este trabajo es uno de los estudios de asentamientos más significativos e importantes que jamás he visto en el área Maya”, dijo el Dr. Rick Chacon, profesor de Antropología en la Universidad de Winthrop, y quien no participó en el estudio. “Las implicaciones de esto no son solo arqueológicas, sino antropológicas con gran escala y alcance en su ámbito de aplicación.  La presencia de arquitectura monumental, proporciona evidencia convincente de las primeras estrategias administrativas centralizadas en la Cuenca Kárstica Mirador-Calakmul (CKMC) durante el período Preclásico Maya”, dijo. Además, agregó: “Este artículo arroja luz sobre cómo los antiguos mayas modificaron significativamente su entorno local, y mejora nuestra comprensión de cómo surgió la complejidad social en la Cuenca Kárstica Mirador-Calakmul (CKMC).

Estos importantes hallazgos nos ayudarán a comprender mejor cómo otros grupos nativos interactuaron con su entorno y proporcionarán nuevas perspectivas sobre cómo se iniciaron los complejos sistemas sociales a través de las culturas. Sin duda, estos descubrimientos realizados por Hansen y su equipo tendrán un gran impacto en la investigación Maya en los años venideros”.

            Gracias a la tecnología LiDAR, esta área demuestra la capacidad de los pueblos Mayas, organizados y adaptados para vivir en un ambiente de un bosque tropical, indicando un alto nivel de organización y una estructura sofisticada socio-política y económica al crear un reino-estado durante el Preclásico (entre 500-350 a.C.), y controlado por la enorme ciudad de El Mirador.

          Además de la cantidad densa de ciudades en la Cuenca, el estudio también reveló imágenes detalladas de diques, canales, terrazas, reservorios, plataformas, canteras, pirámides, canchas de pelota, y calzadas que nunca han sido identificados antes.  “Sin esta tecnología,” dijo Dr. Hansen, “nosotros nunca hubiéramos visto o entendido la relación del ser humano con el ambiente en una manera tan comprehensiva y simbiótica.”  Por ejemplo, el equipo detectó calzadas tempranas y sistemas de terrazas, que no hubieran sido nunca detectadas en tierra debido al denso bosque tropical.

El estudio provoca la necesidad de considerar la importancia de la conservación y protección del área por causa del patrimonio cultural y natural único contenido adentro de los marcos naturales geológicos y geográficos de la región.  Por causa de la densidad y concentración de las ciudades antiguas ya revelados, el proyecto y sus socios afiliados aumentarán los esfuerzos para incluir las comunidades locales e indígenas de Guatemala junto con el gobierno en un plan integrado de conservación, protección, y desarrollo económico que fomentará un futuro positivo para el país y para las generaciones futuras.

Por la importancia de este hhalazgo se publico completo el informe dado en la Universidad Francisco Marroquín.

Quinto Poder

Jorge Mazariegos tiene 50 años de ejercer el periodismo, de los cuales más de 40 han sido como periodista profesional y remunerado. Se inició en 1971 en el radioperiodico "Guatemala en Acción" y ese año ingresó a la Escuela Centroamericana de Periodismo, cuyo director fue David Vela. En su carrera como periodista ha sido redactor, editor, jefe de cierre, subdirector y director. Su especialidad es el periodismo económico y político. Trabajó en los diarios La Tarde y La Razón (El Gráfico), telenoticiero 7 Días, revista Crónica, Prensa Libre, Nuestro Diario, radio TGW, Siglo XXI y la revista esPrimicia. Es periodista profesional graduado en la Universidad de San Carlos (USAC) y tiene una licenciatura de la misma universidad. También ha incursionado en la docencia universitaria como profesor de periodismo en la USAC y la UNIS. Actualmente impulsa su medio digital: quintopoder.com.gt la Revolución del Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.